martes, 24 de marzo de 2015

Operación Cuerpo 10: Las claves para conseguir tu objetivo

¿Estas a dieta? ¿hay algunos alimentos que no puedes comer y tienes tentaciones a pesar de que sabes que son malos para tu salud?

Hay muchos casos por los que algunos alimentos están fuera de nuestros menús:

  • en algunos casos por elección propia (dietas vegetarianas, veganas, crudiveganas, macrobióticas, higienistas,...) 
  • en otros casos por imposición ( alergias, intolerancias, algunas enfermedades o simplemente para mejorar los resultados de tus analíticas)

Aún sabiendo que esa es la mejor dieta para tí y para tu salud te cuesta llevarla a cabo... :(

Hoy, para seguir con nuestro Reto para conseguir un cuerpo 10,  te dejo las claves para que puedas conseguir tu objetivo sin generar estrés

operación cuerpo 10: las claves para conseguir tu objetivo

¿Porque las dietas restrictivas no funcionan?


La palabra dieta lleva implícito un significado de restricción alimentaria o de privación.

Los seres humanos somos rebeldes por naturaleza, así que prohibiéndote alimentos lo único que conseguirás es tener más tentaciones de comer eso que te has prohibido.


¿Cómo puedo hacer para conseguir mi objetivo?


1. Define que es para ti Cuerpo 10:


Tu objetivo no debe ser bajar de peso, o controlar el azúcar, el colesterol..., esto, lo único que hace es que cuando consigas eliminar esos kilos de más o mejorar los resultados de tu analítica abandones esa dieta, normalmente restrictiva y aburrida,  y vuelvas a lo mismo de antes.

Un cuerpo 10 implica mejorar tu estilo de vida.  Define que es para ti un Cuerpo 10 partiendo de la base de que el cuerpo perfecto no existe.  No hay normas o pautas a seguir  para catalogar un cuerpo como cuerpo 10.
Aunque no exista el cuerpo perfecto, si existe la posibilidad de mejorarlo, sin obsesiones ni obligaciones, simplemente ponerte en forma (dentro de tus posibilidades), tonificar tu organismo, reducir los niveles de grasa, conseguir un organismo equilibrado  y mejorar tu calidad de vida, no sólo por un periodo de tiempo, sino durante el máximo tiempo posible.



2. Ponte metas alcanzables:


A la hora de hacer dieta muchas veces nos imponemos metas difíciles (incluso imposibles) y luego aparecen los sentimientos de frustración porque, obviamente, no hemos conseguido el resultado esperado.

Si necesitas hacer cambios importantes en tus hábitos ponte metas alcanzables y divídelas en objetivos más pequeños. No pretendas cambiar muchas cosas de una vez, cuando nos ponemos a dieta, tendemos a ser impacientes y todo necesita un tiempo. Nuestro organismo necesita un periodo de adaptación y los cambios rápidos y mal planificados suelen dar malos resultados.

Una vez que conoces tu objetivo, elige aquellos alimentos que te beneficien y no te prives de ellos (si te hace falta puedes solicitar un coaching nutricional). Lo que vas a comer es aquello que has elegido comer porque quieres, porque beneficia a tu salud y porque te vas a sentir mejor. Disfruta de tu decisión, céntrate en el proceso y no en el resultado.


3. Mejora tus relaciones sociales.


Aunque te parezca una tontería, el recuperar tu vida social, y tener cierta actividad en tu vida te ayudará a estar más animad@ y motivad@ a conseguir tus objetivos.

El mes pasado para este reto te hablaba de cómo adelgazar caminando ... por cierto, ¿que tal lo vas llevando?  ;P

Salir a caminar en grupo es una buena excusa para pasar un rato en buena compañía y motivarte a seguir adelante con tu objetivo.


¿ Y si yo tengo una intolerancia o enfermedad ?   Yo no elegí mi dieta...


Ciertamente, hay algunos alimentos que tienes prohibidos, y tu mente quiere que tú seas como los demás. Sé que te sientes como la oveja negra del rebaño y no has elegido serla...

Piensa que esos alimentos prohibidos te van a sentar mal y tú quieres lo mejor para ti mism@. Ser la oveja negra o nadar contra corriente puede ser divertido, no veas esas restricciones alimentarias como prohibiciones, céntrate en lo que sí puedes comer y haz de la comida algo divertido y no un drama.

Busca nuevas recetas, prueba alimentos nuevos que sí puedes comer, experimenta con los sabores, seguro que entre todo lo que puedes comer hay un montón de posibilidades ;P




El reto para este mes es que definas que es para ti Cuerpo 10 y te pongas 2 o como mucho 3 objetivos fácilmente alcanzables.

Nos vemos en el siguiente paso del reto ^_^


firma celia naradiet

Sígueme en las redes sociales:  Facebook  -  Twitter  -  Google+ -  Pinterest




:) :( ;) :P :D :/ :x :* :O :S :| B) :w :a :)) :(( O:) 7:) 7:P X( (:| =)) I-) 2:P =DD X_X :!! :q :ar!

7 comentarios:

  1. Para mi el hecho de tener más vida social ha supuesto lo contrario, porque siempre estamos organizando comidas, cenas, brunch o lo que sea con mis amigos!! jeje Cualquier excusa para reunirnos entorno a la mesa.
    Aparte de esto, en mi caso el hecho de ser vegana me ha ayudado a mantenerme en mi peso ideal y no cambiar; dejé de comer bollería, lácteos, etc. y le doy a mi cuerpo lo que necesita :) Creo que se trata de encontrar el tipo de dieta que nuestro organismo nos pide, ya que cada persona tiene unas necesidades y una complexión diferente.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  2. La vida social a veces también tiene sus efectos secundarios, jeje ;P

    Como bien dices cada organismo es un mundo aparte y tiene necesidades que no tienen porque ser las mismas que las de otro. Lo importante es darle a tu cuerpo lo que realmente necesita y eliminar aquello que le perjudica.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que primero hay que empezar por aceptarse a uno mismo. Cada uno de nosotros somos seres únicos y no debemos compararnos con los demás, y mucho menos agobiarnos por no alcanzar un ideal impuesto por la sociedad (en tiempos de Ruben las mujeres gordas y fofas estaban super de moda ;-)).
    Lo segundo, y no por eso menos importante, es buscar aquello que de verdad me sienta bien, no que me apetece (para luego enfadarme si engordo), sino aquello con lo que me siento de verdad bien. Y no debemos olvidar el papel de la mente. Si nos sentimos frustrados por no poder comer algo (por alergias o intolerancias) somos nosotros los que elegimos sentirnos frustrados, porque nos aferramos a lo que no podemos comer, en vez de abrirnos a un mundo enorme que está descubrir (y que muy probablemente no descubriríamos si no tuviéramos ese problema). Yo me hice vegana porque vi ante mis ojos la explotación de seres indefensos para que los humanos (y los perros y gatos que viven con esos humanos) podamos comer su carne, sus huevos y su leche. Mi sentido de la justicia me impidió seguir apoyando esa explotación, y dejé voluntariamente de comer carne, leche y huevos. Nunca lo he considerado como una prohibición ni como una renuncia porque he descubierto millones de cosas que nunca hubiera conocido si no, pero lo que más me ha ayudado a mantener la motivación ha sido la conciencia de que todos los seres tenemos el mismo derecho a vivir y a hacerlo dignamente, y no tengo derecho a utilizar y/o matar a nadie sólo por mi placer, sobre todo teniendo en cuenta que la naturaleza nos ofrece miles de alternativas (y encima son más sanas).
    El tema de la vida social es quizás el más difícil, puede ayudar y motivar, pero también puede resultar frustrante, depende de los motivos para seguir la dieta elegida y las personas con las que nos encontremos para comer.
    Siguiendo mi costumbre, me he vuelto a enrollar ;-)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te enrrolles ;-) , de hecho me encanta que compartas tu experiencia porque puede ayudar a mucha gente.
      Ciertamente es importante no seguir un ideal impuesto por la sociedad, que además es totalmente irreal, lo importante es buscar tu propio bienestar. Cuando tienes un objetivo claro y realista que perseguir, te centras en lo que si puedes hacer y lo tomas como una elección y no como una renuncia, todo es mucho más fácil ;P
      Con la vida social lo importante es buscar alguien que como tú persiga su bienestar y compartir inquietudes, hay amistades que pueden ser perjudiciales, sobre todo si tu no tienes claro lo que quieres y te dejas llevar.
      Un besote y gracias por tu comentario ^_^

      Eliminar
  5. Yo reconozco que tengo suerte y nunca en la vida he necesitado hacer dieta. En la adolescencia cuando leía revistas chorras tipo Vale (sólo de pensarlo ahora me da angustia, jajaja) pensé que tenía que dejar de comer X y comer más Y. Resultado: creo que fue entonces cuando más pesaba de toda mi vida (no es que estuviera gorda, pero eso te demuestra de qué sirven las dietas: para que te entren más ganas de comer "lo prohibido").
    Lo de no comer carne para mi no es restrictivo, porque es una elección propia y siento que con ello hago algo bueno por los animales (y por el planeta en general...) así que no me resulta difícil. Ya hace mucho que me acostumbré ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adolescencia es una edad complicada, llena de inseguridades. En estas edades es muy importante fomentar la autoestima, ya que a veces tras una decisión de no tomar algún u otro alimento, en realidad esconde algún desorden alimenticio.
      Lo importante es buscar tu propio bienestar y tomar tus propias decisiones, y no imponerte una dieta para intentar llegar a un objetivo inalcanzable. Teniendo claro lo que quieres es más fácil conseguirlo ^_^

      Un besote!!

      Eliminar

Me encanta escucharte. ¡¡Muchas gracias por dejar tu comentario!! ^_^

Subir

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
/* Boton pinterest pinButton ----------------------------------------------- */
Blogging tips
popstrap.com /* Widgets GETSITECONTROL.COM popups ----------------------------------------------- */